El camino para encontrar

tu naturaleza

está al otro lado de lo convencional...



El camino para encontrar tu naturaleza está al otro lado de lo convencional…

…despejarlo para lograr saborear cada momento es parte del minimalismo…

Mi camino hacia el minimalismo comenzó sin buscarlo. Fue a través de querer correr cada vez más lejos y por más tiempo que mi cuerpo fue devolviéndome sensaciones que al principio me confundían.

¿Por qué ya no puedo correr con zapatillas? ¿Es posible que ningún modelo, ninguna marca se amolde a mis pies?

Las preguntas me confundían, el contexto social no ayudaba y mi cuerpo seguía insistiendo en la necesidad de cambiar.

Fue en el km 30 de la Maratón de la Pampa cuando todo cambió. La fatiga, el dolor de tobillos y las rodillas que no me respondían me señalaban que tenía que tomar una decisión, Debatí largo rato sentado en el cordón,hasta que finalmente decidí terminar esa maratón y que sería la última vez que corriera en zapatillas, ahora lo sabía, entendí que ese malestar venía de allí.

La Maratón de Rosario, en junio del 2011 (solo dos meses después), la corrí usando Five Finger. Mi primer Maratón con calzado minimalista y me sentía en armonía con mis pies.

Todo el cuerpo respondía como yo sentía que debía ser, la fuerza de contacto con el suelo era justo el necesario, los pies leían el terreno que pisaba y mis piernas fluían en el movimiento.

Pero no fue fácil. La sensibilidad que había despertado en mis pies me aturdía cuando pisaba el adoquinado o las tapas tiradas en los puestos de abastecimiento.

Ahora quizás te estarás preguntando: ¿Qué tiene que ver dejar de correr con zapatillas con el minimalismo? ES LIBERARSE DE TODO LO IMPUESTO Y EMPEZAR A CONECTARSE CON LAS PROPIAS SENSACIONES, ES DESPOJARSE DE LO QUE SOBRA, DE LO SUPERFLUO, DE LOS ADORNOS.

… Eso es lo que experimento cuando corro en Sandalias.

Después de esa primera experiencia minimalista, gané mucha confianza sobre lo que mi instinto me decía y decidí ir más allá…

Hacía algún tiempo había visto en una revista, una foto en un artículo. Trataba sobre las sandalias que fabricaban los aborígenes Tarahumaras de México y que usaban para recorrer grandes distancias, así que decidí que yo iba a fabricar las mías, ¿Por qué no?

Salirme de lo comercial era un gran desafío porque abría un mundo de posibilidades formidable. La idea me entusiasmaba!

¿Qué ocurrió mientras desarrollaba mis propias Sandalias?

Luego de un tiempo las sensaciones empezaron a ser únicas, mis pies y los materiales ya funcionaban como si fueran uno.

• El primer desafío fueron los materiales. No quería simplemente comprar una plancha comercial, empecé a buscar materiales reciclados como lo hacían los Tarahumaras.
• Con los primeros diseños, comencé a caminar para luego de a poco empezar a correr. Iba experimentando con cada paso con cada material.
• Intenté recurrir a elementos ya usados, como hebillas, botones u otros. Lo más simple terminaba siempre siendo lo mejor.
• Luego comencé a cubrir más distancia y los pies se llenaban de moretones, me dolía el cordón en los pies y el tendón acusaba molestias. Volvía a adaptar los materiales, los lazos, el diseño.
Llegó un momento en que también tuve que desarrollar mis propias herramientas y diseñar distintos modelos. Los resultados empezaban a verse… habían nacido las sandalias Espíritu Indómito

…Más de 8 años pasaron desde ese momento. El camino que transité estuvo lleno de experiencias que fui reflejando en el diseño cada vez más adaptado a lo natural, a lo esencial.

Había filmado todo el proceso. Con la cámara de alta velocidad podía ver como en el despegue mis dedos se expandían con ansias de leer el terreno y aterrizaban con suavidad adaptándose a lo que hubiera bajo ellos. También, para mi sorpresa, las molestias pos-carrera eran cada vez menores.

¡Correr así se había convertido en una experiencia fantástica!

Hoy es el único calzado que uso. Te decía antes que a través de las sandalias exploré el camino hacia el minimalismo. Estar presente, mantenerme simple y escuchar mi cuerpo. Día a día voy más allá en búsqueda de experiencias, pruebo, investigo y experimento en mi cuerpo para poder aplicarlo en el entrenamiento, en el trabajo con las personas que entreno y en mi vida diaria.

Desde ese momento llevo corrido usando calzado minimalista 28 Maratones y 11 Ultra-maratones

Quiero compartir mis reflexiones, mis vivencias y experiencias con vos, si te interesan los desafíos déjame tu email y descarga GRATIS mis guías:

⇒”LAS PRIMERAS 7 DECISIONES QUE TE CONVERTIRAN EN UN CORREDOR MINIMALISTA

⇒”IDEAS MINIMALISTAS QUE CAMBIARAN TU DÍA